Soraya García: Personajes de Aída

Escrito por Editor Categoría: Aída, Series Españolas, Televisión

Soraya García es la primogénita de Aída. Siempre tuvo una relación difícil con su madre. Ambas ven el mundo de distinta forma, lo que provoca muchas e interminables discusiones. Poco a poco el vaso de la paciencia se va llenando y cuando su madre cae en el alcoholismo para evadirse de su mala vida, Soraya siente que es la gota que colma el vaso.

[...]

Hace poco que su padre les ha abandonado, sus hermanos Lorena y Jonathan son aún muy pequeños y sabe que le partirá el corazón a su madre. Pero siente que no puede más y decide dejar los estudios sin terminar e irse de casa con tan solo 17 años. Necesita ver mundo más allá de Esperanza Sur, quiere lograr llegar muy alto y sobre todo, no quiere terminar pareciéndose a su madre. La ve amargarse cada día encerrada en una vida que no eligió y consumiéndose por la pena. Soraya no quiere acabar así y a pesar de todo sale a ver el mundo.

Aída, efectivamente, no acaba de encajar semejante mazazo. Aunque no termina de creérselo, al ver como pasan los días y no tiene ni una llamada ni nada de su hija, termina asumiendo que ésta no va a regresar y deberá aprender con el dolor de haber perdido una hija.

Han pasado ochos años desde aquel doloroso capítulo en la vida de los García. Todos se han acostumbrado a la falta de Soraya. E incluso sus hermanos le han llegado a comprender en algunas ocasiones en las que su madre los ha sacado de quicio. Pero muchas cosas han cambiado en estos años. llegada

Por eso, cuando Lorena se tropieza con una chica en el portal lo que menos iba a suponer es que su hermana hubiera vuelto a casa. Sorprendida pero feliz la recibe con los brazos abiertos pero ahora deberá enfrentarse a su prueba más dura: su madre.
Como es de suponer, ésta nunca ha encajado que su hija haya estado tantos años sin dar señales de vida. Aunque se esforzara en ver que no le importaba, fue una herida que jamás cicatrizó. Cuando la ve entrar por la puerta, todo su mundo se desmorona y se niega a compartir el mismo techo con ella. tres-generacionesSólo habrá algo que conmueva su enorme dolor: descubrir que tiene una nieta que la adora y con la que además comparte el nombre. Soraya sabe que le costará mucho lograr el perdón de su madre, pero le ha costado mucho dar ese paso y no está dispuesta a rendirse.

A todos les choca su vuelta pero todos se alegran mucho de tenerla de vuelta y de contar con un miembro más en la familia. Todos se esforzarán para conseguir que las cosas se arreglen entre madre e hija y terminar así con años de dolor y resentimiento.

La hija pródiga llega a Esperanza Sur intentando demostrar lo feliz que ha sido su vida en esos últimos años: se ha casado con un empleado de banca, ha tenido a Aidita y nunca le ha faltado de nada. Quiere demostrar a toda costa que ha vivido el perfecto cuento de hadas. Pero, como tristemente suele ocurrir, los cuentos de hadas a veces no son lo que parecen…

Usando el pretexto de extrañar a su familia y acercarse a hacerles una visita, llega a Esperanza Sur para pasar unos días. Pero esta visita acabará por convertirse en una situación permanente por el giro de las circunstancias. Soraya no está haciendo otra cosa que huir de un matrimonio infeliz y de un marido maltratador. Busca refugio en el que siempre fue su hogar, pero negándose a admitir su fracaso; se empeña en fingir lo que ha logrado prosperar en la vida.

Accidentalmente Lorena coge el móvil de su hermana y descubre la triste realidad: su hermana sufre maltrato y ha tenido que huir de su marido. Soraya le hace prometer que no se lo dirá a nadie. Pero cuando Aída, asimilando que jamás van a lograr arreglar una relación rota hace años, la echa de casa. Lorena desesperada le echa en cara su egoísmo y le confiesa la verdad. Aída, quien pese a todo, haría lo que fuera por uno de sus hijos corre a buscar a su hija para defenderla y gracias a ella se evita una desgracia. Cuando su marido estaba a punto de poner la mano encima a Soraya, Aída interviene y le da con una plancha en la cabeza, pero termina matándolo y deberá ir a prisión.

Le duele ver que su hija ha repetido sus pasos: abandona los estudios, es madre joven y se casa con un impresentable. Ambas siempre han chocado e, irónicamente, se parecen demasiado. A pesar de lo diferentes que se creen, lo cierto es que sus semejanzas han pesado más.

Pero a pesar de todo, Aída quiere darle una nueva oportunidad que nadie le dio a ella. La ocasión para empezar de cero y con el apoyo de su familia. Por ello, cumple su condena, sabiendo que es el precio por la felicidad de su hija mayor a la que, aunque se empeñe en negarlo, adora.

Así Soraya se convertirá en la matriarca del clan de los García y deberá aprender a convivir con una familia que apenas conoce.
La joven ha vivido en lo más alto de la escala social y no podrá evitar desesperarse ante las burdas costumbres de su familia. Le da demasiada importancia a las apariencias y al “que dirán” pero pronto termina por asumir que, a pesar de sus defectos, quiere muchos a los suyos. hermanos

Establecerá al momento una relación muy estrecha con su hermana Lorena, a la que se parece mucho. Ella será quién le ayude en su nueva situación y le enseñará que debe espabilarse ante la vida y más teniendo en cuanta el lugar en el que ahora vive. Verá a través de Lorena la vida que ella se perdió cuando decidió vivir como una adulta. Las cosas propias de la juventud que le fueron arrebatadas por su pronta maternidad. Deberá ejercer un papel maternal con su propia hermana, aunque realmente no lo siente así.

También desarrollará una gran complicidad con Jonathan, pero la diferencia de edad pesará un tanto entre ellos. Con él será con quien más armas d e madre tendrá que desplegar y es que la enorme rebeldía de su hermano le dará un nuevo punto de vista sobre lo que su madre pasó con ellos. Sin embargo, verá en él otro gran apoyo pues éste se esforzará por hacerle la vida más fácil y se volcará en ayudar a su sobrinita.

Su relación con su abuela también se parecerá mucho a la de su madre. Y es que una vez más las semejanza entre madre e hija dejarán constancia. Pero pese a todo, Eugenia demostrará más manga ancha con su nieta que la que aplicaba a su hija. A veces su abuela le sacará de quicio, especialmente en cuanto a costumbres gastronómicas se refiere. Ve que come sin medida y hace alarde de sus malos modales. Cuando, al empezar a trabajar, Eugenia empieza a ejercer como niñera de Aidita; Soraya teme que su hija aprenda sus malos hábitos. Se ha empeñado en convertir a la niña en un ejemplo de buena educación y la mantiene en constante dieta. Y ahora ve como su abuela echa por tierra todo su trabajo. Pero termina por darse cuenta, como eso carece de importancia ante el cariño que Eugenia demuestra por su bisnieta.
Luisma despertará su mayor instinto de protección. Sabe lo mal que lo pasó su tío por su adición a las drogas y ahora se vuelca para que éste no vuelva a tener motivos para recaer. Cuidará especialmente de él, con quien establecerá una relación muy unida.

Todo el vecindario se esforzará por ayudarla en su nueva etapa. Saben que será difícil hacerse con la familia y más aún con el peculiar Esperanza Sur. Pero, ella demostrará valorar la nueva oportunidad que su madre y el destino le han brindado.

miren-ibargurenMiren Ibarguren se incorpora a la serie Aída para dar vida a la desaparecida Soraya. Así ocupa el puesto como cabeza de familia que Carmen Machí ha dejado con su marcha.
La joven actriz vasca se ha hecho popular por su papel en la comedia Escenas de matrimonio. Pero esta no fue su primera incursión en la pequeña pantalla. Había debutado con su intervención en la serie Goenkale, emitida por la cadena autonómica vasca; papel que le dio la popularidad en su tierra.
Posteriormente dio el salto a la televisión nacional a través de su participación en series como: A tortas con la vida, Aquí no hay quien viva y, finalmente, Escenas de matrimonio.
También ha debutado en el teatro a través de la obra: Mi primera vez. En ella compartía escenario con Bart Santana quien interpreta a Roque en Física o Química.
El cine tampoco se le ha resistido a la guapa actriz, quien ya se ha estrenado en la gran pantalla con su papel en la película Las trece rosas.
Ahora se encuentra centrada y encantada con su papel en la popular serie Aída.




Si te gustó este artículo puedes recibir las actualizaciones cómodamente en tu mail, con sólo escribir tu correo y pulsar en el botón Suscríbete:


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,75 sobre 5)
Loading ... Loading ...

8 Respuestas para “Soraya García: Personajes de Aída”

  1. soraya es muy guapa ,si eso ya lo veo ,pero como baila yo diria un poquito regular que digo mal, mal,ml pero seguro que solo baila mal en la serie.¿O no es así?

  2. La verdad que el baile es la asignatura pendiente de Soraya, eso quedó patente en el capítulo emitido ayer. Pero confiemos en que la vida real Miren Ibarguren no comparta su falta de coordinación con su personaje!!! Jejejejeje!!

  3. para mi soraya es muy cuqui porque tiene mucho carisma y ademas me encanta su forma de hacer humor,es diferente y es graciosisima,me encanta y ademas guapa como ella sola

  4. hola wapa me gustas como actuas ¿ en realidad te gustan los tatiages ? e mi si

  5. Hola miren eres guaaaaaaaapisima con pepe
    y quiero concerte

  6. soraya me gustaria ser tu mejor amiga

  7. lo de juego en familia me da mucha risa con chema

  8. Aida soy tu fan

Añade tu Comentario